Reportajes

El Papa y su afición por la bicicleta.

Las personas que conocen a Jorge Mario Bergoglio antes de ser elegido como máxima autoridad de la iglesia católica aseguran que utilizaba la bicicleta y el transporte público en la ciudad de Buenos Aires, promoviendo el uso de medios de transporte más humildes: “Entiendo que el automóvil es necesario porque hay que hacer mucho esfuerzo para llegar a sitios más alejados, pero la bicicleta es buena y aparte no contamina”, confesó hace un tiempo.

En la última visita del Papa a Filadelfia, Estados Unidos con motivo del Encuentro Mundial de la Familia, en el 2015  le fue obsequiada una bicicleta de la marca Breezer con características especiales: cubrecadena con forma de ala de ángel, un cuadro de color blanco que simboliza la pureza, su nombre (Papa Francisco) en dorado y el escudo del Vaticano en la parte delantera, además cuenta con un cambio interno Nexus de 8 velocidades y se caracteriza, según sus creadores, por ser sencilla y cómoda.

Le dieron por nombre: “la bici del pueblo para el Papa del pueblo” conmemorando la visita del líder religioso, fueron donadas por el alcalde, cien bicicletas para introducir el ciclismo entre los pobres de esa ciudad.  No es la primera vez que recibe un regalo de este tipo, en 2013 recibió una Smartbike, bici eléctrica producida por la firma alemana Mercedes-Benz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *