Consejos Practicos

¿Cuándo se debe dejar de entrenar?

Que el ejercicio físico es excelente para la salud, eso es indiscutible. Que entrenar de forma regular mejora el rendimiento físico, también. Sin embargo, hay momentos o situaciones en las que la decisión más inteligente es tomarse un descanso. Aquí algunas de ellas:

Cuando no se ha dormido la noche anterior:

El sueño es el proceso más importante del organismo para su recuperación. A nivel fisiológico, afecta la habilidad del organismo para procesar la glucosa o sea provoca la disminución de la temperatura corporal. A nivel mental, la persona se vuelve más lenta, así como menos dispuesta, agotada, con trastornos gastrointestinales y mayor debilidad del sistema inmunitario, con riesgos de infecciónes.

Cuando se ha ingerido alcohol:

El alcohol intoxica el sistema nervioso central ejerce un efecto depresor de sus funciones, lo que significa una mala coordinación y equilibrio, una disminución de la atención y los reflejos, un mayor tiempo de reacción y poca capacidad para calcular velocidad y distancias, con el riesgo tanto para el deportista como para los que le rodean.

Cuando hay lesión, dolor o enfermedad:

Aunque el ejercicio físico es beneficioso, hay que tener en cuenta que se trata de una actividad que demanda mayor trabajo en diversas partes del cuerpo, por lo tanto no es recomendable, realizarlo si tenemos alguna lesión, dolor, infección viral, pues podría agravar cualquier problema en vez de mejorarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *